Ojalá 2024

Ojalá 2024

A ti que me lees hoy. Esto no es un relato es una excusa para escribir unas palabras. Sé que llevo tiempo sin acompañarte con una historia para un café, pero soy mal escritora y no busco el relato si no quiere salir. La vida a veces viene con curvas y hay que aferrarse o incluso esconderse para poder seguir más adelante.

Sin embargo, a pesar de eso, el tiempo sigue pasando y ahora estamos en Navidad. Adoro la Navidad. Sigo sonriendo al ver las luces, al sentir el sol de invierno en la cara o cuando veo a los demás afanados en compras.

Así que mi felicitación este año lleva un deseo para 2024.

Ojalá 2024 no deje secuelas.
Ojalá cure todas las heridas.
A 2024 solo le pido un ojalá.

Brindo por vivir días plenos, por lo simple, por lo puro.  Brindo por la salud, por los reencuentros, por lo efímera que llega a ser la distancia cuando se quiere. Brindo porque el peso se aligere, por dejar atrás esas pesadas cargas que nos lastran como las bolas de los presos. Brindo por la amistad, la familia, por las puestas de sol y los amaneceres. Brindo por la vida.

Felices fiestas y disfruta de la Navidad que elijas.

Compártelo si te gusta