Archivo

Dátiles cremosos

Dátiles cremosos

Seguimos con el reto #dale1vueltaa que nos lleva a utilizar dátiles en la receta. Después de ver muchas elaboraciones quise llevarme ese fruto a una textura suave y de ahí surgen estos Dátiles cremosos.

La propuesta correspondió a Repostería con emoción, quien preparó una preciosa Cheesecake de dátiles y nueces. Estas son las demás recetas presentadas:

La cocina de Tesa, Flan de leche condensada con dátiles

Mi toque en la cocina hizo Bundt cake de pudín de dátiles con salsa de caramelo salado

Panes con garra, Bollitos de yogur y dátiles

De flores comestibles, Dulces de dátiles y almendras

El zurrón de los postres, Cake dátiles con azahar

Vamos ya con la receta de los Dátiles cremosos que es un visto y no visto.

  • Ingredientes

    • 130 g dátiles sin hueso
    • 45 g zumo de naranja colado
    • ⅓ cdta. Canela
    • 100 g queso crema
    • 100 g queso batido
    • Almendras en cubo
    • Ralladura de naranja
  • Raciones: 4

  • Duración: 30 minutos

  • Dificultad:

 

Elaboración

Para preparar esta receta compré dátiles medjoul, me gusta su sabor y textura. La tentación de comerlos tal cual era grande, pero me hacía ilusión transformarlos en Dátiles cremosos y lo logré.

En un cazo ponemos a fuego medio los dátiles sin el hueso, el zumo de naranja y la canela. Deja que rompa a hervir y retira del fuego. Tritura hasta tener una pasta uniforme.

En un bol bate los dos tipos de queso con una batidora de mano con las varillas para montarlos.

Mezcla ambas preparaciones con la batidora de mano. Ahora puedes servirlo directamente en cuencos o copas individuales y decorar con los cubos de almendra y la ralladura de naranja.

Dátiles cremosos

Otra opción, para un emplatado posterior, es guardarlo en un táper cerrado en la nevera. Cuando quieras servirlo ayúdate de una manga pastelera como hice yo. En la base puse unas migas de bundt cake de chocolate que había hecho y por encima unos cubos de almedras y ralladura de naranja.

El toque de la ralladura refuerza el zumo de naranja de los Dátiles cremosos y los cubos de almendra aportan el toque crujiente. Recomiendo que no dejes de añadirlo.

Dátiles cremosos

Se conserva en la nevera hasta su consumo.

Tren a Smore

Tren a Smore

Primera receta del reto #Dale1vueltaa de este año: Tren a Smore. La propuesta se inspira en los Smore, un postre tradicional de Estados Unidos y Canadá que se consume habitualmente en las fogatas de las acampadas. Consiste en nubes tostadas con una capa de chocolate entre dos galletas Graham. Los requisitos del reto: galletas, chocolate y nubes.

Tenía los cortadores del tren y estaba deseando usarlos, así que ideé el Tren a Smore. En cada vagón tenemos los ingredientes necesarios para disfrutar de una dulce fogata. ¡Ah, y las galletas graham son sin huevo!

Las otras recetas presentadas al reto son:

 

¿Te vienes de paseo en tren?

  • Ingredientes

    • 300 g harina integral
    • 75 g harina de fuerza
    • 40 g azúcar moreno
    • 3 g levadura en polvo
    • 2,5 g sal
    • 1,5 g canela en polvo
    • 225 g mantequilla sin sal
    • 65 g miel
    • Sémola
  • Raciones: 1 tren

  • Duración: 1,5 horas

  • Dificultad:

 

Elaboración

En el bol de la batidora mezclamos todos los ingredientes secos: harinas, azúcar, levadura, sal y canela. Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente cortada en trozos y la miel. Batimos hasta que se unifique.

Formamos una bola, la aplanamos y envolvemos en film. Dejamos una hora en la nevera.

Saca la mitad de la masa y con ayuda de un rodillo la extiendes entre dos papeles de horno. Quedan mejor si se hacen finas. Usa los cortadores de galletas que quieras y coloca con cuidado las piezas en una bandeja de horno cubierta con papel de horno o lámina de silicona. Yo estrené mis cortadores de tren y me hice piezas suficientes para un tren como el de la foto y varias piezas de prueba. Espolvorea por encima sémola de trigo si quieres por la textura que le aporta.

Galletas Graham sin huevo

Con el horno caliente a 180º C, calor arriba y abajo, hornea tus galletas durante 10 - 14 minutos. Verás que empiezan a dorarse por el borde, momento en el que ya debes sacarlas. Colócalas sobre una rejilla y espera que se enfríen por completo.

Montaje del Tren a Smore

Calienta unos 20 g de cada chocolate de cobertura en perlas o troceado directamente en la manga pastelera. Reduce la potencia del microondas y calienta en tandas de 10 segundos comprobando cada vez cómo está y repartiendo el calor. Usa el chocolate para pegar las piezas. No tengas prisa.

Smore Graham sin huevo

Decora como quieras. Yo hice una sencilla decoración con chocolate blanco y con leche. En los vagones van las nubes, las galletas y el chocolate, todo de camino a Smore para hacer la fogata y disfrutar.

Notas

Las galletas la hice según la receta de Anna Olson pero reduje el azúcar y un poquito la miel, y no se echa en falta. Llevaba 70 de azúcar y 75 de miel, pero con 40 y 65 quedaron estupendas.

¿Sabes en qué estoy deseando probar estas galletas? Pues como base de la Tarta fría de queso

Natillas de chocolate

Natillas de chocolate

Toda la vida me han gustado las natillas, sobre todo cuando quedan espesas. Así que las de chocolate no iban a ser distintas. La textura es muy suave, casi parece mousse.

La receta de las natillas clásicas es de La cocina de Tesa y son las que he adaptado para hacer con chocolate. He usado uno 70% y he tenido que compesar el amargor del mismo con el azúcar. Si quieres usar uno con leche o con un porcentaje de cacao inferior, debes tenerlo en cuenta y reducir la cantidad de azúcar.

A modo de sugerencia, yo con un chocolate 55%  pondría 150 g de azúcar.

 

  • Ingredientes

    • 4 yemas de huevo L
    • 750 ml leche entera
    • 215 g azúcar
    • 40 g maizena
    • 200 g chocolate 70%
    • 1 cucharadita vainilla
    • 1 pizca de sal
  • Raciones: 6

  • Duración: 30 minutos

  • Dificultad:

 

Elaboración

Comenzamos y reservamos un vasito de leche para disolver la maizena.

Al fuego medio en un caldero ponemos el resto de la leche y el chocolate partido. Removemos para que se disuelva.

Por otro lado en la batidora, bien en un robot de cocina o con una de mano, ponemos las yemas con el azúcar para que espumen y blanqueen.

Una vez que el chocolate se ha derretido y está caliente, pero sin hervir, retiramos del fuego y lo vamos echando poco a poco a las yemas en la batidora que tendremos a velocidad baja. Disolvemos bien la maizena en la leche que reservamos para eliminar los grumos y se la añadimos a la mezcla anterior.

Incorporamos la vainilla y la sal. Pasamos todo a fuego medio nuevamente y no dejaremos de remover hasta que se espese al gusto.

Retiramos del fuego y servimos. Dejamos enfriar y guardamos en la nevera.

Esta vez te lo he puesto fácil, así que espero ver tus natillas.

Natillas de chocolate

 

bizcochos de soletilla

Bizcochos de soletilla

Los bizcochos de soletilla se suelen utilizar en postres tipo el tiramisú, por ejemplo. Son ligeros y esponjosos y dan mucho juego.

Te dejo la receta convencional aunque yo los hice añadiendo una cucharadita de café soluble, 1 gramo.

La receta en la que me basé se utiliza más azúcar, pero ya sabes que me gusta reducirla.

  • Ingredientes

    • 3 yemas M
    • 3 claras M
    • 35 g harina trigo
    • 30 g fécula maíz
    • 40 g azúcar blanco
    • 2 cdta. vainilla
    • azúcar para espolvorear*
  • Raciones: 120 g aproximados

  • Duración: 30 minutos

  • Dificultad:

 

Elaboración

Comenzamos encendiendo el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Para cuando hayamos terminado estará ya caliente.

Tamizamos la harina y la fécula de maíz (maicena). Reservamos.

Colocamos papel de horno o de silicona sobre las bandejas del horno a utilizar.

En un bol batimos las yemas con la mitad del azúcar hasta que blanqueen y estén esponjosas. Añadimos la vainilla y el café si vas a añadirlo, recuerda que las galletas originales no lo llevan. Ahora a mano con movimientos envolventes mezclamos la harina y la maicena tamizadas.

Por otra parte montamos las claras hasta que estén espumosas, momento en el que añadimos el resto del azúcar. Seguiremos montando hasta que estén firmes y brillantes.

Unimos ahora las dos mezclas con movimientos suaves y envolventes para que no se bajen.

Pasamos la masa a una manga pastelera y hacemos los bizcochos de soletilla, botones o la forma que necesites. Si los quieres con azúcar por encima, este es el momento para espolvorearle un poco. Yo no le puse porque para mí le sobra.

El tiempo de horneado dependerá del tamaño de tu elaboración. Mis botones apenas necesitaron 6 minutos, pero los bizochos clásicos de unos 10 cm llevarían unos 12 minutos. Recuerda calor arriba y abajo con la bandeja en la segunda posición desde abajo, 180ªC.

Una vez hayan cogido colorcito, sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. El resultado son unos bizcochos de soletilla ligeros a tu gusto de dulzor.

Otras formas de acabado de los bizcochos de soletilla pueden ser estas que te muestro:

 

Nota

Respecto a las raciones, como hice todas las formas que muestro, no puedo decirte cuántos bizcochos clásicos obtendrías, aunque calculo que entre 25 y 35, dependiendo del tamaño que les des.

turrón de chocolate

Turrón de chocolate

La llegada de diciembre nos mete de cabeza en las fiestas y los dulces típicos de la época. Lo bueno de esta pasión por la cocina en general y la repostería en particular, es que puedes personalizar eso que gusta tanto en casa. Este turrón de chocolate de hoy es un claro ejemplo.

Con la idea fija de reducir el azúcar y disfrutar más de los sabores de lo que comemos, traigo este magnífico turrón. Se elabora en 15 minutos, así que corre a por tu chocolate de postre favorito para prepararlo.

  • Ingredientes

    • 170 g chocolate con leche de postre
    • 150 g chocolate 55% cacao de postre
    • 70 g manteca de cerdo
    • 80 g arroz inflado de chocolate
  • Raciones: 8

  • Duración: 15 minutos

  • Dificultad:

Elaboración

En un cazo al baño maría derretimos el chocolate con la manteca. Recuerda que el chocolate no debe mojarse ni con el vapor del agua, así que procura mantener el fuego bajo. De hecho según empiece a derretirse puedes retirarlo del fuego. Una vez derretido lo  mezclamos con el arroz inflado.

Solo nos queda echarlo en el molde y dejar enfriar. Suelo hacerlo por la tarde y que se enfríe por la noche en la nevera porque en casa gusta frío, pero no es necesario. Por la mañana se desmolda y a comer.

Notas

He probado varios chocolates y proporciones para saber cuál es la versión ideal y ya lo tengo claro. Aunque cuando como chocolate me gusta que sea con un 70% de cacao, para esta receta prefiero algo más suave y cremoso. Así conseguimos un turrón de chocolate perfecto.

Respecto al molde, si no dispones de uno de silicona específico para estos menesteres, puedes usar uno de plum cake rectangular y forrarlo con papel de horno, con los menos pliegues posibles, para poder desmoldarlo sin problema.