Archivo

Natillas de chocolate

Natillas de chocolate

Toda la vida me han gustado las natillas, sobre todo cuando quedan espesas. Así que las de chocolate no iban a ser distintas. La textura es muy suave, casi parece mousse.

La receta de las natillas clásicas es de La cocina de Tesa y son las que he adaptado para hacer con chocolate. He usado uno 70% y he tenido que compesar el amargor del mismo con el azúcar. Si quieres usar uno con leche o con un porcentaje de cacao inferior, debes tenerlo en cuenta y reducir la cantidad de azúcar.

A modo de sugerencia, yo con un chocolate 55%  pondría 150 g de azúcar.

 

  • Ingredientes

    • 4 yemas de huevo L
    • 750 ml leche entera
    • 215 g azúcar
    • 40 g maizena
    • 200 g chocolate 70%
    • 1 cucharadita vainilla
    • 1 pizca de sal
  • Raciones: 6

  • Duración: 30 minutos

  • Dificultad:

 

Elaboración

Comenzamos y reservamos un vasito de leche para disolver la maizena.

Al fuego medio en un caldero ponemos el resto de la leche y el chocolate partido. Removemos para que se disuelva.

Por otro lado en la batidora, bien en la Kitchen Aid o con una de mano, ponemos las yemas con el azúcar para que espumen y blanqueen.

Una vez que el chocolate se ha derretido y está caliente, pero sin hervir, retiramos del fuego y lo vamos echando poco a poco a las yemas en la batidora que tendremos a velocidad baja. Disolvemos bien la maizena en la leche que reservamos para eliminar los grumos y se la añadimos a la mezcla anterior.

Incorporamos la vainilla y la sal. Pasamos todo a fuego medio nuevamente y no dejaremos de remover hasta que se espese al gusto.

Retiramos del fuego y servimos. Dejamos enfriar y guardamos en la nevera.

Esta vez te lo he puesto fácil, así que espero ver tus natillas.

Natillas de chocolate

 

bizcochos de soletilla

Bizcochos de soletilla

Los bizcochos de soletilla se suelen utilizar en postres tipo el tiramisú, por ejemplo. Son ligeros y esponjosos y dan mucho juego.

Te dejo la receta convencional aunque yo los hice añadiendo una cucharadita de café soluble, 1 gramo.

La receta en la que me basé se utiliza más azúcar, pero ya sabes que me gusta reducirla.

  • Ingredientes

    • 3 yemas M
    • 3 claras M
    • 35 g harina trigo
    • 30 g fécula maíz
    • 40 g azúcar blanco
    • 2 cdta. vainilla
    • azúcar para espolvorear*
  • Raciones: 120 g aproximados

  • Duración: 30 minutos

  • Dificultad:

 

Elaboración

Comenzamos encendiendo el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Para cuando hayamos terminado estará ya caliente.

Tamizamos la harina y la fécula de maíz (maicena). Reservamos.

Colocamos papel de horno o de silicona sobre las bandejas del horno a utilizar.

En un bol batimos las yemas con la mitad del azúcar hasta que blanqueen y estén esponjosas. Añadimos la vainilla y el café si vas a añadirlo, recuerda que las galletas originales no lo llevan. Ahora a mano con movimientos envolventes mezclamos la harina y la maicena tamizadas.

Por otra parte montamos las claras hasta que estén espumosas, momento en el que añadimos el resto del azúcar. Seguiremos montando hasta que estén firmes y brillantes.

Unimos ahora las dos mezclas con movimientos suaves y envolventes para que no se bajen.

Pasamos la masa a una manga pastelera y hacemos los bizcochos de soletilla, botones o la forma que necesites. Si los quieres con azúcar por encima, este es el momento para espolvorearle un poco. Yo no le puse porque para mí le sobra.

El tiempo de horneado dependerá del tamaño de tu elaboración. Mis botones apenas necesitaron 6 minutos, pero los bizochos clásicos de unos 10 cm llevarían unos 12 minutos. Recuerda calor arriba y abajo con la bandeja en la segunda posición desde abajo, 180ªC.

Una vez hayan cogido colorcito, sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. El resultado son unos bizcochos de soletilla ligeros a tu gusto de dulzor.

Otras formas de acabado de los bizcochos de soletilla pueden ser estas que te muestro:

 

Nota

Respecto a las raciones, como hice todas las formas que muestro, no puedo decirte cuántos bizcochos clásicos obtendrías, aunque calculo que entre 25 y 35, dependiendo del tamaño que les des.

turrón de chocolate

Turrón de chocolate

La llegada de diciembre nos mete de cabeza en las fiestas y los dulces típicos de la época. Lo bueno de esta pasión por la cocina en general y la repostería en particular, es que puedes personalizar eso que gusta tanto en casa. Este turrón de chocolate de hoy es un claro ejemplo.

Con la idea fija de reducir el azúcar y disfrutar más de los sabores de lo que comemos, traigo este magnífico turrón. Se elabora en 15 minutos, así que corre a por tu chocolate de postre favorito para prepararlo.

  • Ingredientes

    • 170 g chocolate con leche de postre
    • 150 g chocolate 55% cacao de postre
    • 70 g manteca de cerdo
    • 80 g arroz inflado de chocolate
  • Raciones: 8

  • Duración: 15 minutos

  • Dificultad:

Elaboración

En un cazo al baño maría derretimos el chocolate con la manteca. Recuerda que el chocolate no debe mojarse ni con el vapor del agua, así que procura mantener el fuego bajo. De hecho según empiece a derretirse puedes retirarlo del fuego. Una vez derretido lo  mezclamos con el arroz inflado.

Solo nos queda echarlo en el molde y dejar enfriar. Suelo hacerlo por la tarde y que se enfríe por la noche en la nevera porque en casa gusta frío, pero no es necesario. Por la mañana se desmolda y a comer.

Notas

He probado varios chocolates y proporciones para saber cuál es la versión ideal y ya lo tengo claro. Aunque cuando como chocolate me gusta que sea con un 70% de cacao, para esta receta prefiero algo más suave y cremoso. Así conseguimos un turrón de chocolate perfecto.

Respecto al molde, si no dispones de uno de silicona específico para estos menesteres, puedes usar uno de plum cake rectangular y forrarlo con papel de horno, con los menos pliegues posibles, para poder desmoldarlo sin problema.

Bacalao a bras

Bacalao a bras

También llamado bacalao dorado es una sencilla receta que se prepara en poco tiempo y queda deliciosa, aunque con el bacalao quizá no sea objetiva porque me apasiona. Es un plato popular en Portugal, aunque por lo que he visto existen diferencias en la preparación según la zona. Unos ponen papas paja, otro más gruesas como yo, o no ponen huevo... En cualquier caso, este es el bacalao a bras que he preparado y me ha encantado.

  • Ingredientes

    • 4 papas (patatas)
    • 900 g lomos de bacalao
    • 2 cebollas tiernas
    • 1 diente de ajo
    • 3 huevos L
    • aceitunas negras
    • perejil
  • Raciones: 4

  • Duración: 45 minutos

  • Dificultad:

Elaboración

Pelamos y cortamos las papas en rodajas de algo menos de 1 cm de ancho. Las freímos en abundante aceite pero no muy caliente hasta que se doren. Reservamos dejando que escurran en papel absorbente.

Cortamos la cebolla en juliana y el ajo muy pequeño. Lo pondremos en una sartén a fuego lento removiendo de vez en cuando, aproximadamente 10 minutos. Luego colocamos encima los lomos de bacalao con la piel hacia arriba, tapamos y dejamos otros 10 minutos.

Pasado ese tiempo el bacalao debería estar hecho. Es fácil saberlo porque se separa con facilidad de la piel al tiempo que se deshace al moverlo. Lo sacamos, quitamos la piel y desmenuzamos.

En la sartén con la cebolla y el ajo, eliminamos el líquido que haya podido soltar el pescado, añadimos las papas y los huevos batidos. Mezclamos todo eso con cuidado y dejamos hasta que el huevo cuaje. Mientras tanto troceamos las aceitunas y reservamos.

Finalmente servimos el revuelto, encima el bacalao desmenuzado, las aceitunas y perejil picado.

El bacalao mejor desalado, por eso no añado ni pizca de sal. En cuanto a las aceitunas más que decoración hacen una combinación muy buena de sabor con el resto del plato, ¡no las dejes atrás!