Archivo

Aliño de fresas

Aliño de fresas

En mi última visita al mercado compré mi ración de mizuna y junto con ella venían otras hierbas para una sabrosa ensalada: una es hinojo y la otra un tipo de mostaza. Así que para hacer algo a su altura he preparado este aliño de fresas y créeme que te va a gustar. Tiene el sabor y la acidez de la fresa, equilibrado con el dulce de la miel.  El conjunto es pura armonía.

Rico y fácil, como a mí me gusta. A veces es cierto que necesitamos dedicar tiempo a lo que preparamos, pero no tiene que ser siempre así. Además, como el sol empieza ya a calentar se agradece una ensalada fresca. Anímate y haz tu ensalada más alegre y colorida con este aliño y ya me cuentas.

 

  • Ingredientes

    • 8 fresas
    • 3 cucharadas aceite de oliva virgen
    • 1 cucharada vinagre de módena
    • 1 cucharadita de miel
    • una pizca de sal
    • pimienta blanca
  • Raciones: 4 personas

  • Duración: 7 minutos

  • Dificultad:

Elaboración

Lavamos las fresas y les quitamos el tallo. Las echamos en el vaso batidor y trituramos hasta hacerlas puré. Añadimos el aceite y el vinagre. Mezclamos. Incorporamos la miel y finalmente la sal y pimienta al gusto. Batimos todo y listo, ya tenemos nuestro aliño de fresas preparado para dar un toque diferente a la ensalada. Sí, así de sencillo.

salsa de frutos rojos

Salsa de frutos rojos

Vamos a dar hoy un toque de sabor ácido a nuestros postres. Esta salsa de frutos rojos es ideal para ello. Además, no te preocupes porque no sea temporada, podemos comprarlos congelados, que tras probarlos puedo decir que para estos menesteres están bien.

Es fácil y con pocos pasos. Lo mínimo que se despacha después de hervir agua.

  • Ingredientes

    • 500 g frutos rojos
    • 100 g azúcar glas
  • Raciones: 8 - 10

  • Duración: 15 minutos

  • Dificultad:

Elaboración

Los frutos rojos que compré son fresas, frambuesas y arándanos. Dividiendo los 500 g en tres partes iguales. Por supuesto puedes balancearlo o elegir dos de ellos. Eso te lo dejo al gusto, porque en esencia el proceso es el mismo.

En un cazo ponemos a fuego medio los frutos rojos. Tendremos que remover con frecuencia hasta que se vayan deshaciendo por el calor y suelten su jugo. Echamos en el vaso de la batidora y los trituramos. Añadimos el azúcar al gusto y listo.

Aviso a los golosos porque no es especialmente dulce con estas cantidades, así que pruébala porque posiblemente tengas que endulzarla un poco más.

Dejamos enfriar y ya podemos disfrutar de ese toque ácido de estas frutas. Como ves lo usé para adornar este delicioso bundt cake de chocolate en forma de manzana, y al servirlo le añadía un poco más. Otra receta con la que iría estupendamente es el pastel de queso japonés que también tienes ya en el blog.

Con yogur natural también está de vicio. Puedes poner un poco en el fondo en un vasito de cristal, luego el yogur y decorarlo con algunas frambuesas o fresas laminadas. Y tú, ¿cómo vas a disfrutarla?

Llegaron las fresas

Llegaron las fresas

Estamos en la temporada por excelencia de las fresas, aunque aquí, en Gran Canaria, llevan meses en el mercado. Aún así, le doy la bienvenida a estas fresas primaverales y me sumo a presentar un postre con esta magnífica fruta.

He seguido una receta publicada por Lecuine con motivo del 70 aniversario de Nordic Ware, esos magníficos y vistosos moldes. He modificado la receta, como siempre, quitando azúcar. En la original indican 350 g, pero es mucha para mi paladar; eso va al gusto.

  • Ingredientes

    • 450 g puré de fresas
    • 400 g harina de trigo
    • 280 g azúcar
    • 200 ml aceite suave
    • 4 huevos L
    • 16 g levadura química
    • Cobertura
    • 200 g chocolate de cobertura
    • 50 g mantequilla
    • 75 g nata líquida
  • Raciones: 16

  • Duración: 1,5 horas

  • Dificultad:

Elaboración

Y llegaron las fresas, así que vamos a por ellas con el molde Heritage; queda bastante lleno, así que sale alto y vistoso. 

Comenzamos encendiendo el horno a 170º y untando el molde con spray o con mantequilla y harina. Pesamos todos los ingredientes y tamizamos la harina. Para el puré de fresas, basta con limpiarlas y triturarlas en la batidora. 

En un bol batimos a media velocidad, los huevos con el azúcar hasta que quede una masa espumosa. Luego añadimos poco a poco el aceite hasta que se integre. Bajamos un poco la velocidad y añadimos el puré de fresas, que batiremos hasta conseguir una masa homogénea.

Bajamos la velocidad e incorporamos la harina con la levadura tamizada.  Recuerda que batimos lo justo para mezclarla.

Finalmente, vertemos la masa en el molde por un solo punto y golpeamos suavemente el mismo contra la mesa para eliminar burbujas. Introducimos sobre la rejilla del horno en la segunda posición por abajo y dejamos 45 minutos. Pasado ese tiempo lo podemos pinchar por el centro y si sale limpio lo sacamos.

Una vez fuera del horno, dejamos 10 minutos sobre una rejilla, tras los que sacudiremos con cuidado el molde para que se despegue y poder dar la vuelta. Dejamos enfriar.

Seguro que así está rico, pero no me pude resistir al chocolate.

Derretimos el chocolate al baño maría con la mantequilla. Luego lo aligeramos con la nata líquida, dependerá de cuán líquido lo quieras. Yo lo dejé más bien denso y lo extendí.

Sabor pleno a fresas garantizado.