Archivo

Tarta Dobos

Tarta Dobos

Esta Tarta Dobos es un clásico de la repostería. La conocía pero no la había preparado nunca, ni tampoco probado. Así que busqué la receta original y encontré la receta ofrecida por el gremio de pasteleros húngaros de la Dobos torta. Gracias al traductor conseguí hacerme una idea bastante clara de la receta. El bizcocho es bastante fiel, básicamente un bizcocho genovés, y para la crema tuve que quedarme con la idea que le deslumbró: la crema francesa de mantequilla a la que se añadió chocolate.

La crema de mantequilla la hice siguiendo los pasos de Ettore Cioccia. Es una elaboración delicada pero maravillosa al degustarla. Por favor, sigue los pasos y atento a los puntos críticos.

Las cantidades son para un molde de 18 cm.

  • Ingredientes

    • Bizcocho
    • 6 huevos M
    • 100 g azúcar glas
    • 100 g harina de trigo
    • 35 g mantequilla sin sal
    • 1 cdta. vainilla
    • Crema de mantequilla
    • 8 yemas de huevo
    • 250 g azúcar
    • 250 g mantequilla
    • 100 g agua
    • 250 g chocolate repostería
  • Raciones: 10*

  • Duración: 2 horas

  • Dificultad:

 

Elaboración

Bizcocho genovés

Necesitamos los huevos y la mantequilla a temperatura ambiente y la harina tamizada.

Comenzamos con el batido de las 6 yemas con la mitad del azúcar, 50 g, hasta que blanqueen y estén esponjosas. Añadimos la vainilla y mezclamos.

Seguimos, batiendo las 6 claras y cuando empiecen a espumar echamos el azúcar poco a poco y seguimos hasta obtener una mezcla dura.

Echamos las yemas a las claras montadas y mezclamos con movimientos envolventes. Una vez unificada, añadimos la harina tamizada. Seguimos con suavidad hasta que no queden grumos. Por último echamos la mantequilla derretida pero no caliente.

Enciende el horno con calor arriba y abajo a 180ºC. Saca las bandejas.

Con ayuda de una manga pastelera con una boca pequeña vamos a echar la masa en un papel sulfurizado. Nos interesa que el bizcocho sea muy fino y teniendo en cuenta que se hinchará un poco en la cocción, corta apenas 8 mm de la punta de la manga. Ahora con paciencia ve haciendo líneas de masa homogéneas por toda la plancha del horno. Controla lo que presionas la manga y la velocidad. Yo cubrí dos y media.

La tarta Dobos se caracteriza por las múltiples capas finas de bizcocho. Así que necesitarás 6 discos de bizcocho, por lo que te recomiendo que los dibujes en el papel de horno y así te asegures obtenerlos echando la masa en ellos.

Con el horno caliente metemos una a una las bandejas o si tu horno te lo permite puedes hornear varias. En unos 12 minutos debería estar hecho y presentar un color doradito suave.

Saca, deja enfriar un par de minutos, coloca boca abajo y retira el papel de horno. Deja enfriar del todo sobre una rejilla.

Corta los discos y reserva el más bonito para cubrirlo con el caramelo.

Crema de mantequilla con chocolate

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta en esta elaboración es la temperatura en cada paso. Así que atento.

De entrada necesitamos las yemas a temperatura ambiente, así que sácalos 1 hora antes de la nevera.

La mantequilla en punto pomada, es decir blanda que se hunda el dedo pero que no esté derretida.

Como vamos a echarle chocolate, lo primero que haremos será derretirlo al baño maría; ya sabes en un bol que no toque el agua encima de un cazo al fuego. Una vez derretido, lo retiramos del fuego y dejamos que se enfríe un poco. Debe estar a 35ºC cuando la incorporemos a la crema de mantequilla.

En la batidora vamos a echar las yemas de huevo a temperatura ambiente.

En un cazo ponemos el azúcar y agua solo para mojarla toda, no hace falta cubrirla ni echar toda la cantidad indicada, pero para que tengas un referente se indica. A fuego suave, lo dejamos hasta que rompa a hervir. Mantenemos al fuego hasta alcanzar los 120ºC. Cuando llegue a 110ºC ponemos las yemas a batir a velocidad media.

Una vez que el almíbar esté a 120ºC lo retiramos del fuego y esperamos un minuto. A continuación, bajamos la velocidad de batido de las yemas y vamos a echar un hilo fino, por las paredes del bol donde se baten las yemas. Es fundamental que sea por las paredes del bol, nunca directamente.

Subimos la velocidad y dejamos batiendo hasta que la mezcla se enfríe por completo. No tengas prisa. Debes tocar la pared del bol y no notar ni pizca de calor.

Continuamos incorporando poco a poco la mantequilla cortada en cuadros hasta obtener una crema suave y homogénea.

Ya tenemos nuestra crema lista para darle el sabor que queramos, en nuestro caso hoy, chocolate. Así que comprobamos que está entre 30 - 35ºC y se lo añadimos a la crema de mantequilla. Batimos solo hasta que quede homogénea, y listo. Tapa y guarda en la nevera hasta que la vayas a usar.

Caramelo

El caramelo es algo muy fácil de hacer, pero para mí una pesadilla. Basta con poner en un cazo a fuego medio, el agua y el azúcar. Durante el proceso no se remueve, solo se sacude suavemente el cazo. Poco a poco cogerá ese color dorado tan bonito. Avisos: quema mucho y se enfría enseguida. Así que debes disponer de lo necesario para lo que vayas a hacer.

En mi caso, tenía el disco de bizcocho encima de un papel de horno y el cuchillo para cortarlo de inmediato. Vierte el caramelo, extiende y corta los triángulos. Sepáralos con cuidado porque quema y deja que se enfríe.

Montaje

Sobre un disco o la fuente donde vayas a presentar la tarta dobos, pon un par de pegotes de crema y coloca el primer disco de bizcocho.

Ahora solo es poner crema de mantequilla de chocolate en una fina capa y discos de bizcocho. Acaba con una capa de crema. Cubre los laterales con crema y alisa toda la superficie. Si hace calor, mete la tarta y la crema en la nevera unos 30 minutos.

Finalmente y con ayuda de una manga con una boquilla decorativa haz tantas moñas equidistantes como triángulos decorativos de caramelo hayas hecho. Coloca los triángulos según ves en la foto y en el centro haz otra moña decorativa. ¡La tarta está lista!

Notas

El bizcocho genovés que lleva es de lo más simple en sabor, así que si prefieres una tarta más jugosa almibara el bizcocho. Basta con poner la misma cantidad de agua y azúcar al fuego, dejas que hierva un par de minutos y pincela los discos de bizcocho. 150 g de ambos debería ser suficiente.

Tarta de vainilla

Tarta de vainilla

He preparado esta tarta de vainilla varias veces y siempre la he dejado desnuda, es decir, dejando el bizcocho a la vista. Quería probar a cubrirla y me puse a experimentar un poco. Lo bueno es que con el sabor y textura que tiene se presta a todo.

Personalmente la prefiero sin cubrir porque el bizcocho me chifla.

  • Ingredientes

    • Para el bizcocho
    • 4 huevos L
    • 245 g azúcar blanco
    • 230 g aceite de girasol
    • 230 g leche entera
    • 360 g harina de trigo
    • 14 g levadura química
    • 1,5 cdta. pasta vainilla
    • 1/2 cdta. sal
    • Para la crema
    • 400 ml nata 35%
    • 200 g mascarpone
    • 120 g azúcar glas
    • 1 cdta. pasta de vainilla
    • 5 g gelatina neutra*
    • 30 g agua*

* opcional

  • Raciones: 12 a 16

  • Duración: 1,5 h más decoración

  • Dificultad:

 

Elaboración

Indicaciones previas para el bizcocho

Para preparar esta delicia de tarta de vainilla, vamos a empezar por el bizcocho. Necesitas que los huevos estén a temperatura ambiente y la leche templada. Tamiza la harina con la levadura química (polvos de hornear). Pesa el resto de ingredientes.

Te recomiendo que al menos uses dos moldes de 18 cm de diámetro desmoldables. Ideal sería tener 3, pero ya con dos podemos hacer los bizcochos y cortarlos. Las opciones están ahí. Tú eliges.

Uso una batidora Kitchen Aid con el globo, pero se puede hacer perfectamente con una batidora de mano con varillas.

Bizcocho

Engrasa los moldes con mantequilla y espolvorea harina sacudiendo el exceso, o usa espray.

Enciende el horno a 180ºC calor arriba y abajo.

Comenzamos batiendo los huevos a velocidad media hasta que estén espumosos. Son unos 5 minutos de batido aproximados. Añade el azúcar poco a poco y bate un minuto más.

Baja la velocidad al mínimo y añade en un hilo el aceite. Haz lo mismo con la leche y añade la vainilla.

A continuación incorpora la mezcla de harina y polvos de hornear tamizada y la sal. Bate a velocidad baja hasta que se integre todo. Nos llevará apenas dos minutos.

Vierte la masa en los moldes engrasados, intentando repartirla bien. Mételos en el horno, posición dos (centrada) desde abajo con calor arriba y abajo. Según hayas usado dos, tres o cuatro moldes, el tiempo varía. En mi caso, con dos moldes de 18 cm fueron necesarios 35 minutos.

Recuerda no abrir nunca el horno antes de que haya pasado al menos la mitad del tiempo previsto. Para comprobar que están hechos, pincha con un palillo o una brocheta cada bizcocho. Debe salir limpio.

Sácalos del horno, deja que reposen 10 minutos. Pasado ese tiempo, desmolda y deja que se enfríen por completo en una rejilla.

Indicaciones previas para la crema

Es fundamental que tanto la nata como el queso estén muy fríos. Recomiendo tenerlos en la nevera al menos 24 horas y meterlos en el congelador 20 minutos antes de preparar la crema.

Tamiza el azúcar glas.

En la lista de ingredientes se indica usar gelatina neutra en polvo. No es imprescindible pero ayuda a dar consistencia a la crema, sobre todo cuando hace calor, aunque la tarta hay que conservarla en la nevera hasta su consumo.

Para prepararla prefiero usar la batidora de varillas.

Crema

Comenzamos ya con la crema de vainilla. En un vasito echa el agua y la gelatina para que se hidrate. Remueve y deja que repose entre 5 y 10 minutos.

Para usarla tenemos que derretirla en el microondas y esperar que se temple, así que hazlo antes de seguir.

En un bol batimos el queso a velocidad alta hasta que deje de estar apelmazado. Añadimos la nata y batimos hasta que empiece a montarse, momento en el que incorporamos el azúcar tamizada y batimos un minuto suave con cuidado de no terminar cubiertos de azúcar. Añade la vainilla.

Importante. Llegados a este punto vamos a verter la gelatina que estará derretida y templada. Para ello echaremos un hilito del líquido entre las varillas para que no se hagan grumos. Batimos hasta que se monte. Ojo con pasarse que se nos corta y habría que volver a empezar.

Una vez lista, la tapamos y a la nevera.

Indicaciones previas para el montaje de la tarta de vainilla

Necesitamos una base giratoria para poder cubrirla, una espátula, manga pastelera, paciencia y espacio en la nevera para meter la tarta.

Corta la parte superior de los bizcochos para quitarles la barriga y que queden planos. Corta los bizcochos por la mitad para obtener las cuatro capas que necesitamos.

Sobre una base plana, pon tres puntos de crema y encima el primer bizcocho. ¿Cuál? Pues una de las dos bases, la otra va en la parte superior, así que ahora coge la menos perfecta de las dos.

Para echar la crema, la manga pastelera ayuda a que sea más uniforme, así que te recomiendo que la uses. Cubre dibujando una espiral. Hazlo así con los demás pisos y en el último, pon la base que reservamos pero del revés para asegurar que quede liso.

Con esto ya tenemos la tarta montada. Cubre con una fina capa de crema, lo que se conoce como ‘cubremigas’. Echa un poco de crema en zigzag en los laterales de la tarta y con ayuda de la espátula repártela hasta cubrir ligeramente. Guarda en la nevera 30 minutos.

Echa otra capa con más cantidad de crema y alisa. A partir de este momento lo que nos falta es la decoración que quieras hacer. Esta vez, hice una ganaché de chocolate blanco para decorarla con los goterones. 30 g de nata y 90 g de chocolate blanco. Calienta la nata, viértela sobre el chocolate y mezcla. Deja enfriar un poco. Necesitamos que esté algo espesa pero que caiga. Cubre la parte superior y haz las gotas una a una en el borde.

Esta foto es de la misma tarta de vainilla pero solo con dos capa, un montón de crema en medio y en la parte superior. Queda muy bonita así sin cubrir, pero la cantidad de crema te recomiendo que no sea tanta porque al comerla se hace más pesada.

Lo ideal sería hacer 3 o 4 capas de bizcochos y usar manga para que la crema vista quede con formas bonitas.

Notas

La receta original es de Pamela de 'Quiero cupcakes'. En este vídeo suyo prepara el bizcocho para hacer otra tarta, pero te puede ayudar a ver el proceso e inspirarte para decorarla.

 

Corte de Tarta de chocolate

Tarta de chocolate

Cuando pienso en tarta de chocolate, este es el sabor y la textura que espero. Por fin la he encontrado. Es una tarta densa y con sabor de verdad a chocolate. Toda de chocolate, hoy nada de mezcla de sabores.

Te recomiendo leer toda la receta para que decidas qué molde utilizar antes de meterte en faena.

 

  • Ingredientes

    • Para el bizcocho
    • 350 g panela
    • 195 g harina de trigo
    • 85 g cacao en polvo
    • 5 g levadura
    • 10 g bicarbonato de sodio
    • 4 g sal fina
    • 2 huevos M
    • 240 g leche entera
    • 120 g aceite vegetal
    • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
    • 240 g agua hirviendo
    • Para la crema
    • 175 g mantequilla
    • 115 g cacao en polvo
    • 300 g azúcar en polvo
    • 120 g leche entera
    • 1,5 cucharadita de extracto de vainilla
  • Raciones: 10

  • Duración: 2 horas

  • Dificultad:

Elaboración

Empezamos con el bizcocho

Enciende el horno a 180°C. Engrasa el molde con spray antiadherente o mantequilla y cacao. Aquí puedes optar por usar tres moldes y hacer los tres bizcochos ya separados o uno solo y luego cortarlo. Yo usé uno de 18 cm de diámetro y 9 cm de alto.

Comenzamos echando en un bol el azúcar y los siguientes ingredientes tamizados: harina, cacao, levadura y bicarbonato. Mezclamos.

Ponemos el agua al fuego hasta que hierva.

Mientras tanto vamos añadiendo al bol y batiendo: la sal, los huevos ligeramente batidos, leche, aceite y la vainilla. Batimos todo junto a velocidad media unos 2 minutos.

Ahora con cuidado agregamos el agua hirviendo y removemos con una varilla manual porque la masa es muy líquida y aún a velocidad baja te puede salpicar y quemar.

Siguiente paso: el molde

Un detalle importante: la masa que vamos a obtener es muy líquida, así que si usas un desmoldable, asegúrate que no tenga fugas. Idea: coloca papel de hornear en la base y luego coloca el aro. De ese modo los pequeños escapes quedan cerrados.

Vertemos la mezcla en el molde e introducimos en el horno que ya debería estar caliente. Segunda posición desde abajo, media baja, durante 75 minutos a 180°C. Si utilizas tres moldes el tiempo se reduce a 30 minutos. Para comprobar que está hecho, pinchamos en el centro con un palillo largo y si sale limpio, podemos sacarlo del horno.

Esperamos 10 minutos y desmoldamos, dejando que se enfríe por completo en una rejilla.

Pastel de chocolate

Preparamos la crema para el relleno y cobertura

Para hacer la crema necesitamos la mantequilla a punto pomada. La echamos en el bol junto con el cacao y batimos. Añadimos alternativamente el azúcar en polvo tamizada varias veces y la leche; esto es azúcar, leche, azúcar, leche y azúcar. Mientras más se bata menos notaremos los cristales de azúcar al comer, así que no tengas prisa. Por último añadimos la vainilla.

Montamos la tarta de chocolate

Con el bizcocho ya frío hacemos dos cortes para tener nuestras 3 capas de pastel. Coloca la base y añade una generosa capa de crema, extiéndela y repite el proceso. Finalmente para la decoración exterior algo muy sencillo, solo tienes que cubrir la tarta y con una cuchara dar toques para conseguir el aspecto de la foto.

Una vez acabada guárdala en la nevera y, ¡que la disfrutes!