Archivo

Bundt cake de calabaza especiado

Bundt cake de calabaza especiado

Sin duda este bundt cake de calabaza especiado es un delicioso bizcocho que no pasará desapercibido a tu paladar. Es jugoso, esponjoso y con muchos matices. Que no te asuste la variedad de especias pero controla bien las cantidades para que quede equilibrado.

La receta seguida es de Claudia&Julia, en una estupenda recopilación de 14 bundt cakes.

  • Ingredientes

    • Puré de calabaza
    • 500 g calabaza
    • 240 g agua
    • Para el bizcocho
    • 225 g mantequilla sin sal
    • 260 g azúcar blanco
    • 3 huevos L
    • 2 ctas. extracto vainilla
    • 350 g harina de trigo floja
    • 6,2 g levadura química
    • 3,5 g bicarbonato sódico
    • 2,5 g sal
    • 2 cdtas. de canela molida
    • ¼ cdta. de nuez moscada molida
    • ¼ cdta. de pimienta molida
    • ⅛ cdta. clavo molido
    • ⅛ cdta. jengibre molido
    • 225 g yogur natural sin azúcar
    • 245 g puré de calabaza
  • Raciones: 16

  • Duración: 4 horas

  • Dificultad:

Elaboración

Puré

Comenzamos preparando el puré de calabaza. Para ello vamos a cocer la calabaza al horno en lugar de sancocharla. De esta forma coge menos agua y la textura es mejor para nuestro propósito. Enciende el horno a 200ºC.

Quitamos las pipas y las hebras, cortamos en trozos medianos similares pero dejando la cáscara. En una fuente apta para el horno echamos unos 250 g de agua y colocamos los trozos de calabaza con la cáscara hacia arriba sin amontonar.

Horneamos entre 35 y 45 minutos, hasta que al pinchar la pulpa esté tierna. Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo en un colador.

Una vez fría, retiramos la cáscara y trituramos la pulpa con la batidora hasta obtener una crema fina. Pasamos a un chino o un colador muy fino con un filtro de café y dejamos un par de horas para que elimine solo el agua. No te saltes este paso porque el exceso de agua podría chafar la receta.

Bundt cake

Precalentamos el horno a 180ºC sin aire. Untamos el molde con spray desmoldante y con ayuda de un pincel de silicona nos aseguramos de cubrir todos los rincones.

Tamizamos la harina con las especias, la levadura química, el bicarbonato y la sal. Reservamos.

Comenzamos a batir la mantequilla hasta que quede cremosa, un par de minutos a velocidad media serán suficientes. Añadimos el azúcar y seguimos batiendo. La mezcla debe clarear y quedar esponjosa.

Añadimos ahora los huevos de uno en uno y ligeramente batidos. Ahora llega el momento pánico porque la mezcla parecerá cortada, pero no te preocupes y continua, volverá a tener aspecto cremoso.

Continuamos incorporando la vainilla y batimos bien todo, asegurándonos que no quede mezcla en el fondo o las paredes del bol.

A continuación, iremos echando y batiendo cada vez, 1/3 de la mezcla que tamizamos, la mitad del yogur, otro tercio, el resto del yogur y el último tercio de ingredientes tamizados.

Por último añadimos el puré de calabaza, mezclamos a mano lo justo para dejar la mezcla homogénea.

Vertemos la mezcla en el molde y sobre un paño doblado, damos unos golpecitos para eliminar las burbujas de aire y nivelar la masa. Metemos al horno ya caliente y lo dejaremos unos 50 - 60 minutos. Ya sabes, pincha con una brocheta y si sale limpia ya lo puedes sacar.

Déjalo sobre una rejilla y espera 10 minutos. Sacude ligeramente el molde para que se despegue y desmolda sobre la rejilla hasta que se enfríe por completo.

Ya solo queda disfrutar de su jugosidad y matices que tiene un montón.

Notas
  • La receta original es con 300 g de azúcar blanca.
  • El proceso completo de elaboración es aproximado de 4 horas, pero de trabajo es apenas 45 minutos.
Crema de colrábano y calabaza

Crema de colirrábano

Ir al mercado buscando nuevos sabores y que con algo tan sencillo salga un plato tan rico es sencillamente fantástico. El colirrábano también llamado col rábano, colinabo o kohlrabi nos da una crema suave y cremosa. La calabaza salteada le da un toque estupendo y otra textura en el plato. Ahora que llega el otoño volvemos a la cuchara y a platos calientes. Este podemos prepararlo ahora con los últimos colinabos y las primeras calabazas. No pierdas la ocasión de probar esta crema de colirrábano.

  • Ingredientes

    • 2 col rábano
    • 1 papa
    • 200 g calabaza
    • sal
    • aceite de oliva virgen
    • agua
  • Raciones: 2

  • Duración: 30 minutos

  • Dificultad:

Elaboración

Esta crema de colirrábano se prepara en dos partes. Primero vamos a guisar los colinabos y la papa en una olla. Cortaremos las tres piezas en 4 trozos cada una. Añadimos el agua que precise la olla, una cucharada sopera de aceite y sal al gusto. Dejaremos cocinar unos 10 minutos con presión, o lo que indique tu olla o experiencia con ella.

Por otro lado, cortaremos la calabaza en dados que saltearemos en una sartén con muy poco aceite. La dejaremos al fuego removiendo con frecuencia hasta que se ablande.

Sacaremos la verdura de la olla y la haremos crema con el brazo batidor. Si queda muy espesa puedes añadirle un poco del agua en el que la guisaste.

Una vez le hayas dado el punto cremoso de tu agrado solo queda servirla, añadirle la calabaza y disfrutar.

Tarta de calabaza

Tarta de calabaza

Siempre he sido una enamorada de los postres con zanahoria, pero en esta ocasión debo decir que tengo el corazón dividido tras probar esta tarta de calabaza. No sé si serán las especias, la calabaza gigante que me regalaron, gracias Javier, o la ilusión de contarlo. Lo cierto es que está deliciosa.

Es posible que algunos al leer calabaza se regañen, pero el sabor que ofrece esta tarta de calabaza te lleva al paraíso. 

  • Ingredientes

    • 4 huevos L
    • 250 g azúcar
    • 300 g aceite suave
    • 310 g harina de trigo
    • 2 1/2 cdtas levadura química
    • 1 1/2 cdtas bicarbonato sódico
    • 1 cdta canela en polvo
    • ½ cdta clavo en polvo
    • 160 g puré de calabaza
    • La crema
    • 500 g queso de untar
    • 70 g azúcar glass
  • Raciones: 10

  • Duración: 2 horas

  • Dificultad:

Elaboración

Prepararemos con unas 3 horas de antelación el puré de calabaza porque necesitamos que esté frío y pierda toda el agua posible antes de incorporarlo a la mezcla. Para guisar la calabaza usé la olla con la rejilla para hacerla al vapor, si cáscara ni semillas. La dejamos al fuego hasta que esté tierna, unos 10 minutos. Hacemos el puré y lo dejamos en un colador fino para que pierda el agua por lo menos una hora.

Preparamos todos los ingredientes, tamizamos la harina junto con los ingredientes en polvo y reservamos.

Encendemos el horno a 180º con calor arriba y abajo. También preparamos el molde. Usé el de 23 cm desmontable y pulvericé spray desmoldante.

Comenzamos a batir los huevos con el azúcar hasta que hayan blanqueado y estén espumosos. Incorporamos el aceite y seguimos batiendo. A continuación, los huevos uno a uno. Luego echamos la mezcla de harina y batimos lo justo para hacer una masa homogénea. Por último el puré que mezclaremos con movimientos envolventes ayudados de una espátula de silicona para repartirlo bien.

Truco

Para que la masa suba más homogéneamente, colocamos alrededor del molde un paño de cocina mojado.

Horneamos durante 50 minutos, sacamos y tras 10 minutos, desmoldamos. Dejamos enfriar completamente para cortar en capas con ayuda de la lira. Cuidado al mover las capas porque es delicado.

Para preparar el relleno, batimos 500 g de queso de untar con 70 g de azúcar glass. Con esa cantidad rellené dos capas. No quise hacer más ni cubrirla para que predominase el sabor del bizcocho que es espectacular.