Archivo

crema de cacao

Crema de cacao

Es fácil comprar en el supermercado productos como esta crema de cacao que traigo hoy, pero hacerla también es sencillo y mucho más sana. Así que me decido por salud.

Hay varias recetas de crema de cacao por lo que podido ver y hablar con amigos. Con esta se consigue una crema de cacao equilibrada y que puedes conservar varias semanas sin necesidad de frío. El único pero que se le puede poner es la textura porque con la picadora de mano que uso no logro triturar como me gustaría las avellanas, pero el sabor es magnífico. Si tienes vaso americano es posible que quede más fina. Yo aún así, no lo cambio. Me quedo con mi crema de avellanas y cacao casera.

  • Ingredientes

    • 400 g avellanas tostadas peladas
    • 110 g azúcar glas
    • 50 g cacao en polvo
    • 2 cucharadas de aceite
    • 1 cucharadita pasta concentrada de vainilla
    • 2 pizcas de sal
  • Raciones: 600 g

  • Duración: 0,5 horas

  • Dificultad:

Elaboración

La primera fase es triturar las avellanas. Vamos echando en varias tantas las avellanas tostadas peladas y sin sal en el vaso picador. Aplicamos toda la potencia y vamos parando cada minuto y medio o según indique tu máquina para evitar que se sobre caliente. Tenemos que conseguir la textura de la crema que queremos.

Una vez trituradas todas, añadimos el azúcar y seguimos batiendo. Luego viene el turno del cacao. Prueba ahora para comprobar si el punto dulce está a tu gusto o si necesitas más dulzor. Si es correcto, añade el aceite, recomiendo de girasol o si es de oliva que sea de sabor muy suave. Por último la vainilla y la sal. Mezcla bien y listo. Estará caliente, es normal por el tiempo que se está batiendo.

Guárdala en un bote hermético cuando se enfríe y a untar cuando quieras. Una tarde que quieras darte una merienda como cuando eras peque, no tienes más que partir pan y cargarlo bien. Y si ya es un pan de leche, será como tener 6 años.

 

cookies de chocolate

Cookies de chocolate

Si las cookies son una perdición, estas de chocolate forman parte del paraíso. La receta base es de La cocina de Tesa, y la modifiqué para hacerla de chocolate y darle el punto dulce que me gusta, cada vez menor, por cierto.

Son muy fáciles de preparar y quedan deliciosas. ¡Compruébalo!

  • Ingredientes

    • 210 g harina de trigo
    • 115 g mantequilla
    • 75 g azúcar blanco
    • 75 g azúcar moreno
    • 25 g miel
    • 30 g cacao en polvo
    • 2 g sal fina
    • 1 huevo L
    • 2 g levadura química
    • 2 g bicarbonato
    • 1 cucharadita de extracto de vainilla
    • 90 g nueces
    • 90 g pepitas de chocolate
  • Raciones: 20

  • Duración: 45 minutos

  • Dificultad:

Elaboración

Comenzamos tamizando en un bol harina, cacao, levadura y bicarbonato. Mezclamos y reservamos.

Batimos la mantequilla con todo el azúcar y la miel hasta que sea una pasta homogénea. Añadimos el huevo, la sal y la vainilla. A continuación echamos la mezcla tamizada. Una vez tengamos una masa uniforme, incorporamos las nueces y las pepitas de chocolate. Mezclamos con una espátula para repartir por la masa.

Encendemos el horno a 1800 C.

Cubrimos la bandeja de horno con papel sulfurizado o lámina de silicona para ir colocando las cookies. Con una cuchara cogemos masa, la ponemos en la bandeja y la aplastamos con los dedos dando forma a la galleta con un grosor de medio centímetro. Deja espacio entre las galletas para que no se peguen con el calor. Yo puse 10 en cada bandeja.

Mételas en el horno durante 12 - 15 minutos. No te preocupes si pasado ese tiempo están blandas porque las galletas se endurecen cuando se enfrían. Sácalas y deja que reposen 10 minutos antes de moverlas. Luego puedes pasarlas a una rejilla para que se enfríen por completo.

Para conservar estas deliciosas cookies de chocolate guárdalas en una lata o recipiente hermético.

Si quieres la galleta con un aspecto más liso, coge la cucharada de masa y haz una bola entre las manos. Luego la aplastas y colocas en la bandeja. Yo las prefiero toscas, pero hazlas como más te gusten.

La distribución de las nueces quedó bastante irregular. La próxima vez voy a colocar las nueces ya con las cookies formadas y así repartirlas mejor. 

¡Estoy deseando repetirlas!