Tarta de queso para San Valentín. Me ha robado el corazón

Tarta de queso en San Valentín

Son muchas las formas de decir que quieres a alguien en San Valentín. Este año he creado este postre al que he titulado: "Me ha robado el corazón". La idea se basa en preparar la clásica tarta de queso en un formato diferente y decorarlo para la ocasión.

Con los ingredientes indicados puedes preparar 4 semiesferas.

El acabado de la foto que ilustra la entrada está pintado con aerógrafo, pero te propongo otras opciones más sencillas e incluso otro sabor.

  • Ingredientes

    • 100 ml nata líquida
    • 100 g queso de untar
    • 50 g agua
    • 21 g gelatina de limón
    • galletas Graham
    • mermelada de arándanos
  • Raciones: 4

  • Duración: 10 minutos

  • Dificultad:

 

Elaboración

La presentación de "Me ha robado el corazón" precisa de un molde de silicona semiesférico.

Necesitas tener unas galletas para la base. Mi sugerencia es que prepares las galletas Graham y que algunas sean en forma de corazón. Así podrás elegir la presentación, bien con corazones o con ayuda de un mortero las puedes machacar y ponerlas de base.

Preparamos el relleno

En un bol y con ayuda de un brazo con varillas, semimonta la nata que debe estar fría y añade el queso de untar. Mezcla bien y reserva.

Calienta el agua y cuando hierva, retira el cazo del fuego y vierte la gelatina de limón. Remueve bien y añade al bol de la nata y el queso. Unifica la mezcla y vierte en los huecos de los moldes sin llenarlos por completo. Pon una cucharada de mermelada de arándanos y termina de rellenar. Alisa y guarda en la nevera unas 6 horas. Cuando ya haya cuajado, mete entre 45 minutos y una hora en el congelador. ¡OJO! No se puede congelar del todo porque el queso de untar se desliga y queda mal, así que activa una alarma.

Desmolda con cuidado porque es blanda.

Me ha robado el corazón_San Valentín

Montaje de "Me ha robado el corazón"

Yo las he pintado con el aerógrafo. Como opciones de presentación te sugiero que pinceles el molde con mermelada licuada y dejes que se congele antes de rellenarlo. Al desmoldar, pincela nuevamente la mermelada. Echa en el plato las galletas molidas, coloca las semiesfereas y añade unas galletas de corazón bañadas en chocolate blanco coloreado y ya tienes el toque. Quedaría algo así.

Otra presentación del postre para San Valentín

Las preparé con gelatina de fresa y quedan con un ligero tono rosado propio de San Valentín. Luego sencillamente puse unas galletas en forma de corazón sin más.

San Valentín

Por último, y entendiendo que no tienes el molde de semiesferas, te propongo que lo hagas en unas copas o vasitos echando las galletas trituradas en la base, la mezcla y mermelada una vez haya cuajado.

Opciones muchas, y todas hechas con cariño para esta tarta de queso para San Valentín.

Nota

Si quieres hacer una cantidad diferente te recomiendo la calculadora de Su para prorratear los ingredientes.

 

Compártelo si te gusta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.