Mona de pascua

Mona de pascua

Si me preguntan por la mona de pascua pienso en un tipo de pan porque fue lo primero que aprendí a hacer. Luego están las figuras de chocolate y ahora sumo a la lista estas tartas tan sencillas. Imagino que habrá mil versiones. Esta es una de ellas.

Me gusta descubrir los dulces típicos de otras zonas y que se compartan sus recetas para poder prepararlos estando lejos del lugar. Ojalá algunas recetas de mi isla se compartieran así.

  • Ingredientes

    • Bizcocho
    • 4 huevos L
    • 125 g azúcar blanca
    • 120 g harina simple
    • 5 g maicena
    • ralladura de 1 limón
    • Almíbar
    • 125 g azúcar blanca
    • 100 g agua
    • 25 g licor almendras
    • Mousse dechocolate
    • 4 g hojas de gelatina
    • 100 g leche entera
    • 185 g chocolate con leche
    • 200 g nata 35 % m.g.
    • Capa exterior
    • 100 g chocolate
    • 20 g mantequilla sin sal
    • 30 g almendras en cubitos
  • Raciones: de 8 a 10

  • Duración: 2,5 h

  • Dificultad:

Elaboración

La harina que utilicé es harina de trigo  a la que se añade una cucharada de maicena para que el resultado sea más esponjoso. Las cantidades son las indicadas en la lista de ingredientes.

No, no lleva levadura. Por eso es muy importante que los huevos se batan muy bien.

Antes de empezar cada parte de la receta pesa y prepara los ingredientes.

El bizcocho genovés es una receta básica de la repostería y ya lo he hecho otras veces, como en la tarta Sara, por ejemplo. Así que esta mona de pascua te puede resultar familiar.

Bizcocho genovés

Unta el molde elegido con spray antiadherente. Yo usé uno de 18 cm de diámetro y 9 de alto.

Enciende el horno a 180º C con calor arriba y abajo.

Bate los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y estén esponjosos. Añade la ralladura de limón.

 

Incorpora la harina y la maicena tamizadas poco a poco y mezcla a mano con cuidado usando una espátula. Realiza movimientos envolventes: tres vueltas a la redonda del bol y tres sacando desde la base.

Vierte la mezcla en el molde elegido y hornea. Yo lo tuve unos 25 minutos de horno. Cuando lo veas dorado, pincha el centro hasta abajo y comprueba que sale limpio. Si no es así dale unos 5 minutos más. Si sale limpio, sácalo del horno y deja en una rejilla. Al cabo de 5 minutos, o máximo 10, desmolda. Coloca boca abajo y deja enfriar por completo.

Es probable que al sacarlo del horno esté alto y con el paso de los minutos baje; es normal. De hecho nos interesa que no tenga barriga. Hasta que no esté frío no lo cortes.

Si quieres, puedes hacer el genovés el día anterior y guardarlo cuando esté frío en papel film para que no se reseque.

Almíbar

Este bizcocho es seco y se recomienda empapar con almíbar. No es una idea que me guste porque prefiero los bizcochos húmedos que no necesiten ese baño, pero este lo necesita. Para compensar ese dulzor del almíbar le añadí licor de almendras.

En un cazo echamos el azúcar, el agua y el licor. Dejamos a fuego medio alto hasta que hierva un poco. Baja la intensidad del calor y deja unos 5 minutos. El azúcar tiene que disolverse por completo, coge un ligero todo dorado y si mojas el pincel y lo pasas por una superficie queda una película marcada. Retiramos y dejamos enfriar para poder usarlo.

Mousse de chocolate

Esta receta en concreto la compartió Jordi Cruz en uno de sus directos de Instagram y me gustó.

Hidrata la gelatina en agua fría.

Calienta la leche y échala sobre el chocolate troceado. Remueve hasta que se derrita.

Escurre y seca la gelatina con papel de cocina. Añádela al chocolate y remueve hasta que se disuelva por completo.

Espera que el chocolate esté entre 30 y 35º C.

Monta la nata, vierte sobre chocolate y mezcla a mano con cariño. Tenemos que lograr que se unifique sin que se baje. Tapa y guarda en la nevera.

Ya tenemos nuestras elaboraciones principales hechas. Deja que todo se enfríe antes de empezar a montar la mona de pascua.

Montaje de la mona de pascua

El bizcocho vamos a ponerlo del revés. Así la base, que siempre es lisa, será nuestra capa superior y si tiene barriga podemos cortarle un poco para que apoye en plano. Por eso recomiendo dejarlo enfriar del revés para que lo abultado se aplane por su propio peso.

Cortamos en bizcocho en dos partes iguales. Yo me ayudo con una lira.

Separa las dos mitades. Coloca lo que va a ser la base encima de donde hayas decidido montarla. Pincela generosamente con el almíbar por toda la superficie.

Cubre con la mousse de chocolate. A mí me gusta usar manga pastelera porque me resulta más fácil repartirla. La capa debe ser generosa.

Coloca la otra mitad del bizcocho y emborracha también.

Cubre ligeramente toda la mona con mousse y mete en la nevera unos 20 minutos.

Cobertura que hice para mi mona de pascua

Derrite el chocolate con la mantequilla y vierte sobre la parte superior de la mona. Puedes alisar la superficie o hacer algún tipo de decoración. Eso lo dejo a tu gusto. Si te gotea, extiende con ayuda de una espátula y cubre con las almendras antes de que se seque.

Guarda tapada en la nevera y a disfrutarla en unas horas.

Decoración

Con un molde hice unos huevos de chocolate que luego pinté con el aerógrafo. Es una opción más laboriosa, pero si quieres, en estas fechas se consiguen huevos de chocolate con los que puedes darle el toque decorativo a tu mona de pascua.

El resultado es un postre clásico que equilibra el dulzor del bizcocho con el relleno que no lleva azúcar. Puedes usar el chocolate que prefieras. Yo opté por uno con leche más al gusto de los comensales.

Compártelo si te gusta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.