grisines

Grisines o palitos de pan

Los grisines, también llamados palitos de pan, colines o picos de pan, son una delicia como entrante. Crujientes, sabrosos e ideales solos o con alguna salsa. Son una perdición y siempre que los hago vuelan. Son sencillos de hacer, un poco laboriosos pero compensa sobradamente, no lo dudes.

  • Ingredientes

    • 250 harina panificable
    • 125 g agua
    • 25 g aceite de oliva
    • 4 g sal
    • 2,3 g levadura seca
    • aceite de oliva
    • semillas (opc.)
    • pimentón (opc.)
    • curry (opc.)
    • sal del Himalaya (opc.)
    • orégano (opc.)
  • Raciones: 20 - 24 grisines

  • Duración: 2 horas

  • Dificultad:

 

Elaboración

Mezclamos el agua, la levadura y el aceite. Añadimos la harina y la sal. Amasamos hasta obtener una masa lisa.

Formamos una bola que dejaremos tapada en un cuenco engrasado durante 1 hora o hasta que doble su tamaño.

Con la masa ya en su punto, si lo necesitas puedes espolvorear ligeramente el espacio de trabajo con harina. Volcamos la masa y aplastamos con las manos para desgasificarla. Luego con el rodillo formamos un rectángulo con un grosor de medio centímetro y 15 cm de ancho. Procura que queden homogéneos para que una vez en el horno no se queden demasiado hechos por un lado o sin hacer bien por el otro.

Calienta el horno a 200oC.

Cortamos tiras de un dedo de ancho y formamos cilindros o espirales haciendo que rueden sobre lo que quieras aderezar.

Colócalos sobre la bandeja cubierta con papel de horno. Luego los pincelamos ligeramente con aceite de oliva virgen.

Una vez formados hornea a 200oC durante 12 – 15 minutos o hasta que se doren. Saca del horno y deja que se enfríen sobre una rejilla. Una vez fríos, guárdalos en algún recipiente bien cerrado, en lugar seco y fresco. Es posible que no puedas hacerlos todos de una vez. Conviene que haya espacio entre los grisines al hornearlos.

Mis favoritos son los de sal negra del Himalaya porque saben a huevo frito y son un vicio. También he probado con orégano, pimentón, curry o semillas varias. Es cuestión de probar y elegir lo que más te guste.

Nota:

Puedes probar también a echarle parte de la harina integral. Los hice con la mitad y quedaron muy bien.

Para darles algo de sabor tienes varias opciones en la lista de ingredientes, pero si se te ocurre algo, prueba y me cuentas por si me apetece probarlo.

Compártelo si te gusta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *