Archivo

Flan de huevo

Este flan es tal cual lo hacía mi madre cuando empezaban a calentar los días. La textura suave y dulce de este postre la tengo grabada en la memoria de mis papilas y pocos sabores me llevan así a la infancia. Sin duda es contundente y tiene un truco para que quede sin agujeros.

  • Ingredientes

    • 4 cucharadas soperas de azúcar
    • 1/2 cucharadita de zumo de limón
    • 1 cucharadita de agua
    • 5 huevos L
    • 750 g leche condensada
    • 410 g de leche evaporada
    • 200 g leche entera
  • Raciones: 10

  • Duración: 1 hora

  • Dificultad:

Elaboración

Comenzamos este postre midiendo la cantidad de agua que echamos en la olla. Hay que tener en cuenta que la flanera llena llegará al fondo, por lo que el agua debe quedar un dedo por debajo de cubrirla. Ponemos el agua a calentar mientras vamos preparando el flan.

Batimos los huevos junto con la leche condensada y la evaporada. Luego añadimos la leche entera y mezclamos bien. Reservamos.

En la flanera al fuego echamos el azúcar, el agua y el limón. Mezclamos con cuidado porque quema mucho y dejamos que se caramelice, entonces tendrá un color de miel claro. Retiramos del fuego y movemos la flanera para que el caramelo se extienda por la parte alta y no solo esté en el fondo. Hecho eso, vertemos la mezcla de huevos y leche. Cerramos la flanera.

Para entonces el agua habrá hervido. No es necesario que sea una olla pero por tamaño va bien. Metemos la flanera a fuego bajo, 4 de 10, durante 40 minutos. Es importante que el fuego sea bajo para que no se mueva por las burbujas y quede sellado, sin agujeros. Si vemos que burbujea lo bajamos.

Comprobaremos que está hecho pinchando en el centro y si sale limpio podemos sacarlo. Lo dejamos enfriar y finalmente, que pase unas 8 horas en la nevera. Lo ideal es hacerlo de un día para comer el siguiente, de esa forma nos aseguramos que está frío. Se puede servir acompañado, por ejemplo de nata, o comerlo tal cual. Yo lo prefiero solo.

Muffins con toque de frambuesas

Muffins con toque de frambuesas

Disponía de poco tiempo y quería preparar algo rico para tener un detalle, así que en lo que el almuerzo se hacía al horno me puse manos a la obra con estos muffins con toque de frambuesas. Y sí, digo muffins no magdalenas ni cupcakes porque mientras más leo más creo que no son lo mismo aunque lo parezcan y muchos los igualen.

Estoy contenta porque mis destinatarias quedaron contentas y saborearon cada miga; la mayor satisfacción para alguien que cocine. La receta de la que parto es de Xavier Barriga y que me perdone pero yo le pongo menos azúcar.

  • Ingredientes

    • 380 g harina de trigo
    • 250 g queso mascarpone
    • 160 g leche fría
    • 135 g azúcar
    • 2 huevos L
    • 90 g mantequilla sin sal
    • 75 g frambuesas
    • 10 g levadura química
    • 5 g sal
  • Raciones: 15

  • Duración: 50 minutos

  • Dificultad:

Elaboración

Una vez tengamos pesados todos los ingredientes, podemos encender el horno a 2300. Separamos las claras de las yemas. Tamizamos la harina junto con la levadura química y la sal. Reservamos.

En un bol mezclaremos la mantequilla pomada con el azúcar. Una vez integrados, añadimos las yemas de una en una. Echamos la leche fría, batimos y a continuación el mascarpone. Unificado todo, incorporamos la mezcla de la harina tamizada con la levadura química.

Montamos las claras a punto de nieve y con cuidado volcamos junto a la masa. Debemos hacer movimientos envolventes para que se mezclen.

Conseguido esto, podemos rellenar los moldes bien con manga pastelera o con una cuchara. Suelo usar una cuchara de helado porque es cómodo. No debemos rellenar más de ¾ partes porque la masa en el horno va a subir llenándolos. Finalmente, colocamos las frambuesas troceadas sobre los muffins.

Bajamos la temperatura a 2100 y colocamos en la segunda posición durante 20 – 25 minutos. Deben dorarse pero si tienes dudas pincha una y si sale limpio, listo. Recuerda no abrir el horno mientras están subiendo porque entra aire frío y se fastidia el proceso.

Consejo

Por si tienes la tentación de dejarla entera no te lo recomiendo porque no es igual de placentero en el momento de comer. El toque de varios trozos hace que tengas un golpe ácido de sabor junto con el dulce del muffin. Una frambuesa entera hace que el ácido sea demasiado y solo una vez. Así repartimos la diversión en varios bocados, unos 6 trozos por muffin para mí son suficientes.

Los moldes usados en esta ocasión son de silicona y no es necesaria la mantequilla. Si usas un molde rígido es conveniente engrasarlos si como yo no pones cápsulas de papel.

Son muy sencillos, eso sí, más densos que las magdalenas pero plenos en sabor. Anímate y disfruta.

Magdalenas de naranja con sorpresa de chocolate

Magdalenas de naranja con sorpresa de chocolate

Los Reyes Magos me trajeron una cosa que les pedí: un molde de magdalenas grandes. Hay quien habla de muffins o de cupcakes. No me voy a meter en qué es cada cosa aunque sí veo algunas diferencias en la elaboración y resultado. Lo que traigo hoy son unas deliciosas magdalenas de naranja con sorpresa de chocolate. Mi idea de base era la sorpresa, lo que no tenía claro era en qué envolverla. Hice un muffin de chocolate pero no era lo que buscaba. Así que seguí leyendo otras recetas de Xavier Barriga.

Finalmente opté por probar con la clásica combinación de naranja y chocolate. No me suele gustar mucho la repostería con naranja, así que tenía mis dudas. Por suerte fue un éxito. Eso sí, tengo que ajustar la receta para conseguir llenar mi molde de 6 huecos, pero si usas los que suelen medir 4 cm de base y 5 cm de alto cm te saldrán entre 12 y 16. Así ya tienes un referente.

  • Ingredientes

    • 3 huevos
    • 135 g de azúcar
    • 60 g de leche
    • 190 ml de aceite
    • 210 g de harina floja
    • 7 g de levadura química
    • una pizca de sal
    • ralladura de 1 naranja
    • 12 bombones*
    • pepitas de chocolate
  • Raciones: 14

  • Duración: 3/4 hora

  • Dificultad:

*Usé Lindt extra negro

Elaboración

El primer paso tienes que hacerlo el día anterior porque los bombones deben congelarse. Al menos déjalos 8 horas antes de usarlos.

Comienza pesando todos los ingredientes. Una vez más todo debe estar a temperatura ambiente, salvo los bombones, claro. Tamiza la harina y la levadura.

Bate con velocidad alta los huevos con el azúcar. Debes conseguir una masa esponjosa y blanquecina. Las varillas de repostería meten mucho aire y ayudan en el proceso. Una vez logrado, baja la velocidad a mitad y añade despacio la leche mientras sigues batiendo. Luego el aceite y la ralladura de naranja.

A continuación añade la harina con la levadura y la sal. Mezcla lo justo para integrarla. La batidora debe estar a baja velocidad. Tras esto mete el bol tapado en la nevera. Estas las dejé 6 horas en frío.

Horneado

Precalienta el horno a 200oC. Bate la masa enérgicamente y rellena los moldes de las magdalenas hasta la mitad, mete el bombón y cúbrelo. Puedes hacerlo con una manga pastelera o como yo con la cuchara de servir helado. No llenes más de ¾ partes del molde de la magdalena, decora con las gotas de chocolate y al horno, bajando a 170oC. Tardaron 20 minutos, pero en cuestión de tiempo debes fijarte en el color de la magdalena, es eso lo que manda. No abras el horno mientras están subiendo. Para asegurarte que están hechas pincha una en el centro con un palillo y si sale limpio, sácalas.

Una vez hechas, se sacan y las dejas 10 minutos para que se enfríen un poco antes de desmoldar porque se pueden partir al estar muy calientes. Cuida que no haya corriente donde las dejas. Desmolda y coloca en una rejilla de enfriamiento. Ya puedes ir pensando en qué café, chocolate o infusión vas a acompañar de estas deliciosas magdalenas de naranja con sorpresa de chocolate.

Nota: los hornos son algo caprichosos. Ya tengo comprobado que mi horno para ciertas cosas debo bajar la temperatura que se indica en la receta. Este es uno de esos casos. Recomiendan hornearlas a 210oC tras calentar el horno a 250oC entre 14 y 16 minutos. Las he preparado de las dos formas, pero me da mejor resultado como indico en la receta.